Espaciar los embarazos trae varios beneficios en el bienestar de los bebés.

Publicado 22/12/2009 10:56


Si ese pequeño manojo de alegría ha impactado tan profundamente en su vida que no puede esperar a ir por otro, tómese un descanso. Un estudio reciente sugiere que quizá sea bueno esperar al menos seis meses antes de salir embarazada de nuevo, y que esperar más de once meses sería incluso mejor.

El estudio encontró que cuando el intervalo entre embarazos era inferior a seis meses, las probabilidades que tenía el bebé de morir, nacer de forma prematura, nacer con defectos de nacimiento o bajo peso eran significativamente más altas que entre las que esperaban más de 11 meses entre embarazos.

"Recomendar un tiempo prudente entre embarazos como intervención médica representa un medio sencillo, asequible y económico de mejorar los resultados del embarazo", aseguró la autora principal del estudio, la Dra. Sorina Grisaru-Granovsky, directora de la división de medicina materno-fetal del departamento de obstetricia y ginecología del Centro Médico Shaare Zedek de Jerusalén.

El estudio, publicado en la edición de diciembre de "Contraception", recomienda un intervalo de más de once meses como el tiempo óptimo entre embarazos.

Una investigación anterior sugiere que un intervalo menor entre embarazos se asocia a nacimientos prematuros, crecimiento intrauterino restringido, nacimiento de un niño muerto y otras causas de mortalidad infantil e incluso materna.

Son muchas las teorías que pretenden explicar por qué un intervalo corto de tiempo causa tales problemas, y señalan como posibles culpables a la reducción de nutrientes críticos almacenados por la madre durante el primer embarazo, al desequilibrio hormonal durante el periodo de posparto y al estrés físico asociado con la lactancia, de acuerdo con el estudio.

Para evaluar mejor los efectos que podría tener ese periodo entre embarazos, Grisaru-Granovsky y sus colegas revisaron la información de una base de datos nacional israelí. Incluyeron información sobre 440.838 nacimientos vivos que tuvieron lugar en Israel entre 2000 y 2005 en mujeres que habían dado a luz previamente.

De ese grupo, 36.020 quedaron embarazadas de nuevo en menos de 6 meses, 77.899 entre 6 a 11 meses más tarde, 124.152 esperaron entre 12 y 23 meses para el otro embarazo y 158.636 esperaron entre 24 y 59 meses. Apenas 44.131 mujeres esperaron cinco años o más entre sus embarazos.

Las probabilidades de tener un parto prematuro aumentaron en 23 por ciento entre las mujeres que habían esperado menos de seis meses para quedar embarazadas, halló el estudio. Las probabilidades de tener un bebé pequeño o muy pequeño para su edad gestacional aumentaron en 15 por ciento.

Lo que causó mayor preocupación, apuntaron los investigadores, fue el hecho de que aumentaran en 64 por ciento las probabilidades de muerte infantil prematura en el grupo que había esperado menos de seis meses entre embarazos y en 22 por ciento para las que esperaron de seis a 11 meses.

El riesgo de defectos de nacimiento fue 14 por ciento más alto en el grupo que esperó menos de seis meses.

Sin embargo, espaciar los embarazos durante mucho tiempo no fue necesariamente mejor, halló el estudio. Las mujeres que esperaron más de cinco años antes de tener otro bebé tenían un riesgo casi 40 por ciento mayor de parto prematuro.

"Se ha reportado que el intervalo entre embarazos afecta el nacimiento prematuro, el peso para la edad gestacional y la muerte neonatal, y este trabajo aporta probablemente más información porque es un estudio muy grande que analiza los nacimientos a lo largo del tiempo", señaló el Dr. Steven Allen, director de obstetricia y ginecología de Scott & White Healthcare en Temple, Texas.

"Hay problemas cuando el intervalo entre embarazos es muy corto, y seis meses parece el periodo de tiempo más importante", destacó. "La buena noticia es que la mayoría de las pacientes tienen a sus bebés entre estos periodos de tiempo".

Sin embargo, apuntó que debido a que el estudio no se hizo de forma prospectiva, los expertos no saben realmente cuál es el intervalo de tiempo ideal entre embarazos. "Pero esperar más de seis meses es algo relativamente fácil de hacer", dijo Allen.

Lo importante es darse cuenta, apuntó, de que acabar de tener un bebé o dar el pecho no ofrecen ninguna protección natural al embarazo. "Si está tomando precauciones para no tener dos embarazos muy seguidos", señaló Allen, "el seguimiento lógico es que la anticoncepción es importante".

Fuente :

Proyecto Salud

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT