Cambio climático. Estrategias para mejorar nuestra salud.

Publicado 09/12/2009 10:16


La salud debe estar en un lugar central en el debate acerca del cambio climático". El cambio climático es la mayor amenaza global para la salud en este siglo XXI. Además se incide en su inmediatez y su gravedad potencial, así como en que, aunque los habitantes más pobres del mundo serán los más afectados primero, nadie estará a salvo.

Los profesionales sanitarios debemos hablar alto y claro al respecto de las consecuencias negativas que el cambio climático, y los factores que contribuyen a acelerarlo, tienen en nuestra salud. Si se reducen las emisiones de dióxido de carbono se pueden prevenir millones de muertes prematuras debidas a enfermedades pulmonares, cardiacas y cáncer provocadas por la contaminación del aire.

Trabajos originales de investigación evalúan posibles estrategias para la reducción de las emisiones domésticas, transporte, generación de electricidad y agricultura.

La reducción del consumo humano de productos lácteos y especialmente de carne puede contribuir a limitar de forma significativa las emisiones que produce el ganado, al mismo tiempo que suponen una dieta más equilibrada al limitar la ingesta de grasa animal.

El problema del 'continente negro' - Africa - será el más dramático. El aumento de la temperatura del planeta, que los expertos sitúan entre 1,6ºC y 4ºC -los más pesimistas hablan de 5,8ºC- trae consigo un cambio en el patrón de épocas de lluvia y de sequía que afectará a la producción de alimentos. Una de las primeras consecuencias del cambio climático será el aumento de la malnutrición y el hambre.

Este cambio de temperatura también afectará a los vectores de enfermedades infecciosas que más muertes causan: los mosquitos. El calentamiento global hace que se reproduzcan más deprisa y que sean más voraces, aumentando el riesgo de transmisión de la malaria, el dengue, fiebre amarilla, entre otras.

- Aqui van algunos consejos bien conocidos que podemos aplicar mañana mismo en la práctica de la medicina:

   1. Cambiar progresivamente la iluminación de los hospitales y centros de asistencia primaria, empleando luces fluorescentes compactas, más eficientes energéticamente. Adquirir, si es posible, energías renovables.
   2. Reciclar y emplear más productos reciclables. Reducir el empleo de papel en la asistencia sanitaria es una obligación. También es importante investigar sobre nuevos materiales y el impacto que cualquier material biomédico tiene en el cambio climático: cómo se fabrica, cómo se emplea y, especialmente, cómo se desecha una vez utilizado.
   3. Reducir la temperatura de la calefacción y del aire acondicionado en los hospitales y centros de asistencia primaria.
   4. Aumentar el ejercicio físico: andar o ir en bicicleta en lugar de subirse siempre al coche, o en todo caso, emplear transporte colectivo público siempre que sea posible. Los profesionales sanitarios podemos dar ejemplo, incluso en el hospital: subir por las escaleras y no en el ascensor.
   5. Realizar teleconferencias en lugar de desplazarse para asistir a reuniones y congresos. Se ahorra tiempo, dinero y emisiones de carbono. El transporte aéreo es responsable del 12% del total de emisiones del sector. En este punto concreto la situación actual es aún más favorable al cambio.

Fuente :

Proyecto Salud

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT