Fumar en el embarazo altera la conducta de los hijos

Publicado 05/11/2009 21:52


Reuters Health - Las mujeres que fuman en el embarazo corren riesgo de tener hijos hiperactivos a edad preescolar que no pueden prestar atención, indicó un estudio realizado en el Reino Unido.

Aunque investigaciones previas habían demostrado riesgos significativos para los varones en edad escolar, los autores afirman que es la primera vez que se prueba la relación entre el tabaquismo en el embarazo y los problemas en niñas y niños de 3 años.

El equipo de la doctora Kate E. Pickett, de la University of York, buscó lazos entre el tabaquismo en el embarazo y los trastornos de conducta y atención en más de 13.000 niños y niñas de 3 años que participaron del ensayo UK Millennium Cohort Study.

En ese estudio, se obtuvo una gran variedad de datos, como el nivel económico de la familia, la educación de los padres, la etnia, el estado civil de los padres, los problemas financieros y el tabaquismo y el consumo de alcohol y drogas de la madre.

Se entrevistó a los niños para evaluar los problemas de conducta y de hiperactividad o falta de atención, como con qué facilidad se distraían o si tendían a pelear o molestar a otros niños, discutir con los adultos, robar, mentir y/ engañar.

Casi el 10 por ciento de las mujeres había fumado en exceso (más de 10 cigarrillos por día) en todo el embarazo, el 12,5 por ciento había fumado menos (menos de 10 cigarrillos por día) y el 12,4 por ciento había tratado de abandonar la adicción, publicó Journal of Epidemiology and Community Health.

Aunque no hubo efectos dañinos del tabaquismo en el embarazo, tanto en la mayoría de los varones (el 61,6 por ciento) y las mujeres (el 71,7 por ciento), el equipo observó que el tabaquismo materno prenatal aumentaba el riesgo de desarrollar trastornos de conducta o atención.

Los autores también descubrieron que el efecto del tabaquismo durante el embarazo era distinto en niños y niñas.

Los varones expuestos al humo de cigarrillo en el útero materno fueron más propensos a tener problemas de conducta y déficit de atención, mientras que las niñas solían tener sólo problemas conductuales.

Las hijas de madres fumadoras que abandonaron el cigarrillo en el embarazo tuvieron menos riesgo de desarrollar problemas de conducta que las de mujeres no fumadoras, lo que hizo pensar a los investigadores que "la capacidad (materna) de dejar el cigarrillo" sería la cualidad de "autolimitación y buen temperamento" que heredan las hijas.

Fumar en el embarazo genera alto riesgo para niños y niñas. "El factor más importante sería fumar durante todo el embarazo más que la cantidad de cigarrillos consumidos", señaló Pickett.

"Las fumadoras en exceso que no abandonaron la adicción durante la gestación tuvieron más riesgo de tener un hijo con problemas de conducta que las fumadoras livianas. En las hijas, pesó más la continuidad de la adicción materna que la cantidad de cigarrillos consumidos en el embarazo", dijo la autora.

"En cuanto a los problemas de hiperactividad y falta de atención, fumar poco o mucho elevó por igual el riesgo al compararlo con el grupo de no fumadoras", explicó Pickett.

FUENTE: First Journal of Epidemiology and Community Health, 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT