Una toxina de algas que aniquila a los tumores cancerígenos

Publicado 26/10/2009 10:30


En la larga batalla contra el cáncer se investigan todas las posibilidades que puedan hacer retroceder a este mal. Ahora un equipo de Estados Unidos analiza un nuevo e inesperado aliado: una potente toxina que mata a los peces.

La toxina en cuestión fue descubierta por casualidad en el año 2002, cuando los peces de algunas lagunas de un acuario comercial comenzaron a morir sin ninguna causa evidente. Para averiguar qué había pasado, se tomaron muestras del agua y se analizaron sus componentes. 

Los científicos encontraron que las especies de algas de agua dulce llamadas Euglena sanguinea y E. granulata producían un compuesto llamado euglenophycin, sumamente tóxico para los peces. Ese acuario fue el primero en registrar la muerte de peces a causa de las algas, pero luego se observó que lo mismo había ocurrido en 11 ocasiones diferentes. Hasta ese momento se creía que estas dos especies eran completamente benignas.

Organismos muy sencillos que viven en el agua o en ambientes sumamente húmedos, algunas algas están formadas por una sola célula, por lo que son invisibles, mientras que otras forman estructuras complejas o colonias que ocupan un gran espacio.

Las pruebas de laboratorio

Ya con la toxina euglenophycin aislada, los investigadores comenzaron a realizar tests de laboratorio. Sus pruebas muestran claramente que bajas concentraciones de esta toxina fueron suficientes para disminuir el crecimiento de tumores y matar células cancerosas.

¿Qué es lo que contiene la euglenophycin? Una estructura molecular similar a la solenopsin, un compuesto del veneno de las hormigas coloradas que ya se comprobó que frena el crecimiento de los tumores. Con estos resultados, los investigadores están diseñando nuevos estudios para verificar sus resultados en la prevención de tumores en el ser humano.

Un dato importante es que los estudios en torno a esta toxina recién comenzaron, por lo cual su efectividad se comprobó en el laboratorio pero todavía no se estudió directamente en los seres humanos.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT