La genialidad y la locura podrían tener un vínculo genético

Publicado 21/10/2009 11:54


Dicen las leyendas que Vincent van Gogh se cortó el lóbulo de la oreja izquierda tras una discusión con su colega Paul Gauguin. Nuevas versiones sugieren que, en realidad, fue Gauguin el responsable de la mutilación, ya que pelearon una contra el otro en la puerta de un burdel. Más allá de la verdad de esta historia (donde lo único claro es que Van Gogh perdió una oreja), el viejo mito del genio-loco circula en la historia y los mitos populares desde siempre.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Hungría se abocó a la tarea de analizar científicamente este mito, ya que estudiaron si hay una relación genética entre la locura y la creatividad.

La creatividad bajo el microscopio

Los autores decidieron enfocarse en el gen que codifica la producción de la neuregulina 1, una proteína involucrada en varios procesos cerebrales. Optaron por este gen ya que investigaciones previas asociaron una de sus variantes a un mayor riesgo de sufrir ciertos tipos de trastornos mentales graves.

Dicho en otras palabras, este gen puede tener distintas formas y hay una en particular que se vincula a males como la esquizofrenia o el trastorno bipolar.

Tomaron como voluntarios a participantes que se consideraban a sí mismos creativos, y les tomaron una serie de pruebas destinadas a corroborar su inteligencia e imaginación. Por ejemplo, los científicos les pidieron que contestaran interrogantes muy inusuales e inesperados.

Una pregunta típica fue: ¿qué pasaría si a las nubes se les ataran unas cuerdas que llegaran hasta la tierra? Según la creatividad que mostraron se les asignó un puntaje. También se analizó su biografía para ver cuánto habían usado su imaginación en el transcurso de su vida.

Con toda esta información en la galera, los científicos despuntaron las jeringas y tomaron muestras de sangre de todos los voluntarios. Allí es donde observaron que la neuregulina 1 tenía algo que decir.

Ventajas sorpresivas

Los investigadores notaron que la variante del gen de la neuregulina 1 que se asocia a trastornos mentales se encontró con mayor frecuencia en los voluntarios creativos. Aseguraron que su estudio es el primero que muestra que una variante genética asociada a trastornos mentales puede cumplir funciones benéficas.

Y opinaron: Los factores moleculares que están asociados con desórdenes mentales severos pero están presentes en muchas personas sanas pueden ayudarnos a pensar más creativamente. Los científicos fueron incluso un poco más allá, y consideraron que estas variantes genéticas que causan enfermedades podrían haber permanecido en el camino evolutivo del hombre porque también brindan ventajas a las personas que las portan.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT