El pescado no protegería de la insuficiencia cardíaca

Publicado 17/10/2009 10:58


Reuters Health - Comer pescado rico en ácidos grasos omega-3 es bueno para la salud, pero no protegería demasiado de la insuficiencia cardíaca.

Los resultados de este estudio, afirmaron sus autores, no modifican la recomendación general de que los adultos coman pescado por lo menos dos veces por semana.

Otras investigaciones habían demostrado que los pescados grasos, como el salmón, reducen el riesgo de enfermedad cardíaca.

Con todo, la insuficiencia cardíaca sería algo distinto, explicó el equipo de. J. Marianne Geleijnse, profesora asistente de la Universidad de Wageningen, en Holanda.

La insuficiencia cardíaca es una condición crónica en la que el corazón debilitado no puede bombear sangre adecuadamente como para satisfacer las necesidades del organismo, lo que produce síntomas como fatiga, disnea y acumulación de líquidos.

La idea actual, dijo Geleijnse a Reuters Health, es que el aceite de pescado actúa sobre la actividad eléctrica del corazón, lo que previene la muerte al reducir el riesgo de arritmias fatales.

La autora agregó que las evidencias sugieren que las grasas tendrían poco efecto sobre la presión, el colesterol y la acumulación de placa en las arterias, que son factores importantes en la aparición de la insuficiencia cardíaca.

El estudio, publicado en European Heart Failure Journal, incluyó a 5.299 personas mayores de 55 años, que respondieron sobre la alimentación y otros factores del estilo de vida y la salud. Ninguno padecía de insuficiencia cardíaca al inicio del estudio.

En los siguientes 11 años, 669 participantes desarrollaron la enfermedad. El equipo no halló relación entre el nivel de consumo de pescado y el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca.

Cuando se concentraron en los dos ácidos grasos omega-3 principales del pescado (EPA y DHA), los autores hallaron una relación débil entre el alto consumo de pescado y el bajo riesgo de insuficiencia cardíaca.

Pero ese resultado no fue estadísticamente significativo, es decir que podría atribuirse al azar.

Independientemente de todo, la recomendación de consumir pescado, en especial graso, dos veces por semana "se mantiene", dijo Geleijnse.

El hecho de que haber hallado una protección débil contra la insuficiencia cardíaca (...) no significa que comer pescado es inútil para prevenir la mortalidad por causas cardíacas", enfatizó.

El equipo halló evidencias de que el pescado tendría beneficios específicos para los diabéticos.

Entre 479 participantes diabéticos, aquellos que más EPA y DHA de pescado consumían eran un 42 por ciento menos propensos a desarrollar insuficiencia cardíaca que el resto.

Además, los diabéticos tenían el doble de riesgo de padecer insuficiencia cardíaca comparado con los no diabéticos. Pero se desconoce por qué los pescados grasos lograrían prevenir la complicación cardíaca en los diabéticos, señaló el equipo.

Por ahora, agregó la autora, estos resultados se deberían considerar como un disparador de hipótesis y no una prueba de que el consumo de pescados grasos protege a los diabéticos de la insuficiencia cardíaca.

"Recomendamos hacer más estudios en diabéticos para confirmar los resultados", finalizó Geleijnse.

FUENTE: European Heart Failure Journal, octubre del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT