Bajar algunos kilos mejora la salud de los niños muy obesos

Publicado 05/10/2009 10:29


NUEVA YORK - La mala noticia es que no todos los beneficios de un programa familiar de control del peso para niños muy obesos duran más de seis meses.

La buena noticia es que, mientras los niños adelgacen algunos kilos, su salud se beneficiará por más de seis meses.

"El adelgazamiento modesto está asociado con beneficios reales para la salud. Eso es lo importante, por lo que vale la pena hacerlo", dijo a Reuters Health la doctora Marsha D. Marcus, de la University of Pittsburgh, coatura del estudio.

Los programas familiares para promover hábitos alimentarios saludables y más actividad física demostraron que ayudan a adelgazar a los niños obesos, escribió el equipo de Marcus en la revista Pediatrics.

Mientras que ese peso perdido suele ser "modesto", de entre el 5 y el 20 por ciento del peso corporal excesivo, los estudios previos habían demostrado que adelgazar unos pocos kilos mejora la salud de los niños y los adultos con sobrepeso y obesidad.

Existen pocos estudios sobre esos programas conductuales en niños muy obesos. Para investigarlo, los autores reunieron a 192 chicos de entre 8 y 12 años y a sus familias. Los niños pesaban, en promedio, más que el 99 por ciento de los niños estadounidenses de la misma edad y género.

A los seis meses, los niños tratados con el programa, que incluyó 20 reuniones grupales y consejería sobre estilo de vida, habían adelgazado casi el 8 por ciento de su peso en exceso, mientras que los niños que no participaron del programa habían bajado menos del 1 por ciento.

Al año, esas diferencias de peso habían desaparecido.

El equipo analizó también otras mediciones del peso y de la salud: los chicos tratados con el programa registraron disminuciones significativas del tamaño de la cintura, la presión sistólica (el valor alto de lectura), el porcentaje de grasa corporal y la grasa total a los seis meses, lo que duró hasta los 12 meses.

Pero esas diferencias desaparecieron a los 18 meses.

"La intervención en esos niños tuvo beneficios para la salud, pero se logró sostener en el tiempo. El tratamiento se debe continuar de alguna manera. Por ahora, no sabemos de qué manera", dijo Marcus.

Pero claramente, agregó la autora, algo hay que hacer, ya que la cantidad de niños muy obesos está creciendo. Todo enfoque exitoso, sostuvo, debe incluir a las escuelas, las familias, la comunidad, las autoridades, los proveedores de salud y más.

"Uno participante no resolverá el problema", señaló Marcus.

FUENTE: Pediatrics, octubre del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT