Claves para que los chicos viajen seguros, cómodos y contentos

Publicado 20/07/2009 20:40


Con el receso provocado por la gripe A, muchas familias emprendieron viajes al interior o exterior del país buscando un poco de tranquilidad y distensión. No obstante, y sin importar que el trayecto se realice en auto, micro o en avión, viajar con niños puede resultar todo un desafío. En esta nota, consejos para hacerlo un poco más llevadero.

 Buenos Aires -   La suspensión de las clases como consecuencia de la gripe A ya no es excusa para frenar las vacaciones de invierno, dado que no sólo los chicos están liberados de sus obligaciones -aunque tengan que dedicar algunas horas al día a la relación de tareas vía Internet-, sino también sus papás que en muchos casos gozan de diversas licencias.

Debido a la combinación de estos factores, puede plantearse en la familia un dilema que por lo general protagoniza los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero: "¿adónde vamos de vacaciones?". Esta pregunta que puede ser motivo de alegría, si no se toman los recaudos necesarios, representa también el comienzo de una "pesadilla".

¿Cómo evitarlo?. Aquí algunos consejos para lograr que no sólo por tierra sino también por aire, los chicos viajen seguros, cómodos y sobre todo contentos a fin de mantener la paz y la armonía familiar.

Además de la recomendación proporcionada entre otras instituciones por la Asociación Civil Luchemos por la Vida y que hoy por hoy excede cualquier edad de colocarse el cinturón de seguridad, es importante que tanto al subir al vehículo como al tomar su lugar en un micro o avión, los chicos sean sentados y sujetados de la forma correcta.

Si se trata de bebés o niños de hasta tres años que viajan en un auto particular, lo recomendado es utilizar "huevitos" o sillitas que deberán ser colocadas en el asiento trasero, mirando para atrás en el primer caso y disfrutando de la vista en el segundo, pero siempre debidamente ajustadas.

Luego, es importante tener en cuenta que los chicos deben tener con qué entretenerse. Por eso es útil viajar con libros, juguetes, muñecos o rompecabezas que los mantengan ocupados aunque procurando que se muevan, salten o "deambulen" por el auto lo menos posible.

Por otro lado y en caso que sientan hambre, es bueno que los papás tengan siempre a mano algún snack saludable (barritas de cereal, sándwiches de verdura o fiambre, galletitas de agua) como para calmar la ansiedad, así como también alguna bebida. No obstante, éste es un punto crucial, dado que si un niño está permanentemente tomando líquido, lo más probable es que desee ir al baño muchas veces.

Finalmente, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de los Estados Unidos (NHTSA) señala la necesidad de prevenir la permanencia de niños en el auto sin supervisión de los padres, bastante frecuente si se hecha un vistazo por ejemplo a los "paradores" de las rutas argentinas durante un cambio de quincena.

Frente a la necesidad imperiosa de descender del vehículo, los expertos recomiendan o llevar a los niños o bien escoger una zona sin sol, dejarlos con los vidrios un poco abiertos, cerrar el auto con llave y tardar lo menos posible.

Fuente:

Prosalud News

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT