Rodillas artificiales hechas a medida

Publicado 15/07/2009 11:10


Una startup utiliza imágenes médicas y procesos de prototipo rápido para crea implantes de rodilla personalizados.

Una startup está logrando que la cirugía de reemplazo de rodillas sea más personal, creando implantes de rodilla a medida y que concuerdan exactamente con la anatomía del paciente. La compañía, ConforMIS, con sede en Burlington, Massachussets, está trasladando un tipo de tecnología conocida como de prototipo rápido, que convierte un diseño informático tridimensional en un objeto físico, al campo de la ortopedia. La compañía cree que este tipo de implantes a medida puede hacer que la cirugía de reemplazo de rodilla se efectúe de forma más rápida, más precisa y con menos efectos traumáticos para el paciente.

La cirugía de reemplazo de rodilla repara los daños y alivia el dolor en aquellos pacientes con osteoartritis grave o lesiones de rodilla. El reemplazo total de la rodilla pasa por la extracción del cartílago muerto y el hueso de la superficie de la articulación de la rodilla—el hueso de la cadera, el hueso de la espinilla, y la rótula—para después reemplazarlo por una articulación artificial hecha a base de una combinación de metal y plástico. Un reemplazo parcial de rodilla también se puede llevar a cabo en sólo una parte de la articulación.

Normalmente, el cirujano escoge una articulación artificial de entre varias opciones de distintos tamaños. ConforMIS, sin embargo, crea un implante a medida basándose en los datos que proporcionan las imágenes de la articulación de la rodilla del paciente, con una tecnología que la compañía denomina como iFit. ConforMIS transforma las imágenes de un TAC o un escáner de IRM en un modelo informático tridimensional, con la ayuda de programas de diseños (CAD), y que después se utiliza como plantilla para la fabricación del implante.

Philipp Lang, presidente y director de ConforMIS, señala que, normalmente, los cirujanos deben darle forma al hueso del paciente para acomodar el implante. Gracias a que la cara del implante de ConforMIS que entra en contacto con el hueso está fabricada para que encaje en la anatomía del paciente, esto permite que se reduzca la cantidad de hueso que el cirujano debe limar. En el lado del implante que está de cara a la articulación, afirma Land, “lo que queremos es recrear la geometría que el paciente poseía antes de desarrollar la artritis.” Afirma que la capacidad para encajar el implante en el paciente sin tener que eliminar un exceso de hueso hará que se aligere el tiempo de recuperación y se reduzca el dolor.

Andrew Freiberg, cirujano ortopédico que dirije los servicios de reemplazo de articulaciones en el Hospital General de Massachussets, y que no está involucrado en la compañía, afirma que ConforMIS es un ejemplo primerizo de un método que posee el potencial para ser de gran importancia en el campo de la ortopedia. Sin embargo, añade lo siguiente: “No conozco ningún estudio que muestre que los implantes a medida proporcionen un resultado mejor” que los implantes tradicionales. Lang señala que la compañía está trabajando junto a varios centros médicos para conducir estos estudios y obtener datos acerca de los resultados.

Localización precisa

Freiberg afirma que la capacidad para modelar la imagen del reemplazo de la rodilla antes de que se lleve a cabo dicho implante podría aportar una serie de ventajas, aunque señala que muchos cirujanos prefieren ver y medir la anatomía del paciente antes de tomar una decisión. Afirma que la tarea de reemplazar una rodilla correctamente es geométricamente muy compleja y requiere una gran precisión, y que las compañías llevan tiempo intentando encontrar la manera de eliminar todas estas conjeturas mediante el uso de la tecnología.

Junto a los implantes, ConforMIS también crea instrumentos personalizados, llamados iJig, que ayudan a los cirujanos a colocar el implante. Puesto que la articulación de la rodilla se debe alinear de forma precisa para que funcione correctamente, los cirujanos utilizan guías para realizar los cortes y el emplazamiento, y así asegurarse de que cualquier corte en el hueso se realiza en los ángulos correctos para que el implante encaje y se alinee de forma apropiada. ConforMIS utiliza datos a partir de imágenes del paciente para crear instrumentos desechables y calibrados en función del implante específico del paciente y su anatomía. Lang afirma que la instrumentación permitirá a los cirujanos llevar a cabo la operación más rápidamente y de forma más fácil, y que también reducirá los tiempos empleados para la esterilización del equipamiento reutilizable.

ConforMIS anunció hoy que, tras su última ronda de captación de capital, ha reunido 50 millones de dólares procedentes de inversores en todo el mundo. En la actualidad, la compañía ha lanzado tres productos para reemplazos de rodilla parciales, además de los instrumentos, y tiene previsto fabricar un implante para un reemplazo total de rodilla en 2010. Lang señala que se tardan unas seis semanas en crear el implante, desde la toma de imágenes hasta el envío, y que ConforMIS espera poder reducir ese tiempo a cuatro semanas.

Una preocupación relacionada con este enfoque personalizado viene dada por el coste. A medida que crezca el volumen, la compañía espera poder ofrecer sus productos a medida al mismo precio que los implantes estándar.

Fuente:

Technology Review

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT