Personas con buena pensión duermen mejor después de jubilarse

Publicado 05/11/2009 21:55


Reuters Health - Los jubilados tienen algo más de qué ocuparse además de jugar golf: dormir mejor, en especial si tienen una jubilación decente y se jubilan relativamente temprano.

Eso es lo que el equipo de Jussi Vahtera, de la Universidad de Turku, en Finlandia, halló entre 14.714 personas que se habían jubilado de la empresa nacional francesa de gas y electricidad.

Pero dado que esos trabajadores tenían excelentes beneficios jubilatorios, incluidas pensiones generosas, los resultados no son extrapolables, aclaró Vahtera.

"En países y posiciones sin pensiones adecuadas como para garantizar la seguridad económica más allá de la edad productiva, la jubilación llegaría con estrés grave y alteración del sueño, aún más antes que de la jubilación", indicó Vahtera.

El sueño se altera con la edad, escribieron los autores en la revista Sleep, mientras que los horarios laborales y el estrés también lo alteran. Para investigar cómo la jubilación modifica el descanso, el equipo controló a trabajadores durante siete años antes y después de jubilarse.

La edad promedio al retiro era de 55 años y el 79 por ciento de los participantes era hombre. A todos se los entrevistó anualmente sobre varios factores de salud y sociales, incluidas las alteraciones del sueño. El 4 por ciento se jubiló por problemas de salud.

Mientras que el porcentaje con alteraciones del sueño creció gradualmente con el paso de los años (del 23 por ciento siete años antes de la jubilación hasta el 25 por ciento el año antes de la jubilación), disminuyó rápidamente cuando la persona se jubilaba.

Al año de la jubilación, el 18 por ciento de los participantes tenía alteraciones del sueño. Pero esa cifra creció nuevamente, al 21 por ciento, siete años después de la jubilación.

Los hombres fueron en los que más mejoró la calidad del sueño, como en los gerentes, los trabajadores del turno noche y las personas con las tareas más exigentes.

Los participantes fueron un 26 por ciento menos propensos a tener alteraciones del sueño después de jubilarse, pero la diferencia fue especialmente evidente en las personas que habían tenido depresión o fatiga mental en la vida laboral, donde el riesgo de tener problemas del sueño disminuyó un 45 por ciento.

El único grupo en el que empeoró la calidad del sueño después de la jubilación fue el que se había jubilado por problemas de salud, que era 1,5 veces más propenso a tener trastornos del sueño después de la jubilación.

"La posibilidad de que la salud y el bienestar sean significativamente peores durante los años laborales que después de la jubilación plantea el gran desafío de mejorar la calidad de la vida laboral en las sociedades occidentales, donde el costo del envejecimiento de la población se podría equilibrar sólo con el aumento en la edad promedio de jubilación", concluyó el equipo.

FUENTE: Sleep, 1 de noviembre del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT