Unos tipos de pruebas sanguíneas ofrecen una imagen más precisa de la salud del paciente

Publicado 22/10/2009 13:35


Una compañía de Seattle está desarrollando unos tests para detectar miles de proteínas rápidamente.

Con una reciente inyección financiera de 30 millones de dólares, una compañía con sede en Seattle ha comenzado sus operaciones con el objetivo de desarrollar y vender tests de bajo coste para cientos de proteínas en la sangre, ofreciendo como resultado una imagen detallada de la salud de todos los órganos del cuerpo. La startup de Seattle, llamada Integrated Diagnostics, está desarrollando formas de diagnóstico de bajo coste que funcionen en minutos y puedan ser utilizadas para detectar enfermedades durante sus fases más tempranas y de mejor tratamiento. La tecnología de la compañía ha estado desarrollándose durante los últimos nueve años en laboratorios de la Universidad de California, Los Angeles, y en el Instituto de Biología de Sistemas de Seattle. La compañía espera poder ofrecer tests para diagnósticos tempranos de enfermedades neurológicas y otros trastornos.

Los tests de diagnóstico actuales tienden a enfocarse en un solo marcador de enfermedad, tal y como el test de antigen específico de la próstata (PSA) que se utiliza para predecir el cáncer de próstata. Sin embargo, este tipo de tests no son fiables y a menudo son poco precisos. La tecnología de Integrated Diagnostics está basada en un método de biología de sistemas que toma en cuenta grandes cantidades de información acerca de varias biomoléculas asociadas con la salud y las enfermedades. Leroy Hood, uno de los fundadores de la compañía, es también el fundador y presidente del Instituto de Biología de Sistemas. En vez de enfocarse en un gen o proteína únicamente, la biología de sistemas, según afirma Hood, se basa en “la idea de que las enfermedades surgen de una red perturbada” de muchos genes y proteínas.

Mediante el uso de un método como este, muchas enfermedades como el cáncer se pueden detectar mucho antes, y los investigadores pueden determinar la agresividad de una enfermedad y hasta dónde ha progresado. Los investigadores incluso pueden predecir qué terapias serán más efectivas para los individuos. “El PSA es considerado por mucha gente como un método fallido debido al gran número de falsos positivos” que se dan al enfocarse en un único indicador, afirma Hood. “Tienes que poseer múltiples parámetros.”

Aunque el método de sistemas ha dado frutos en el laboratorio, aún no ha sido puesto en práctica a nivel clínico, afirma Paul Kearny, presidente y director científico de Integrated Diagnostics. Eso se debe al coste y complejidad de este tipo de test tan detallado y de múltiples parámetros. Integrated Diagnostics está enfocada en la detección de proteínas presentes en la sangre. Llevar a cabo pruebas de proteínas sanguíneas con la tecnología de hoy día es algo que requiere mucho tiempo y cuesta demasiado dinero como para hacerlo a gran escala. El test PSA cuesta alrededor de 40 dólares; la detección de otras proteínas puede costar hasta 500 dólares por cada test. Kearny afirma que Integrated Diagnostics tiene planes para reducir drásticamente estos costes. “Es realista pensar que con nuestra tecnología lograremos reducir los costes a sólo unos centavos,” afirma.

La compañía está desarrollando un chip de microfluidos de bajo coste capaz de procesar rápidamente una única gota de sangre en 10 minutos y separar las proteínas que actúan como marcadores de salud. El chip fue desarrollado por Hood y James Heath, profesor de química en Caltech y otro de los cofundadores de Integrated Diagnostics. Un componente esencial del chip es una segunda tecnología licenciada por la compañía y desarrollada por Heath: unos fragmentos de proteínas conocidos como péptidos que capturan las proteínas sanguíneas de interés. Estos agentes de captura son más estables y más económicos de producir que los anticuerpos que normalmente se utilizan en este tipo de tests.

La compañía también ha licenciado una gran base de datos de proteínas de órganos específicos y recolectadas por los investigadores del Instituto de Biología de Sistemas. La ventaja de este método basado en órganos específicos, afirma Kearny, es que permitirá a los doctores determinar no sólo de qué enfermedad se trata sino dónde está causando problemas. Si un cáncer de pecho se vuelve a manifestar y la metástasis llega a los pulmones, por ejemplo, ese órgano emitirá proteínas en la sangre que podrían ayudar a los doctores a detectar la localización del tumor a partir de un análisis de sangre.

Las versiones actuales de la tecnología de diagnóstico que se están poniendo a prueba a lo largo de tests clínicos en la Universidad de California, en Los Angeles, hacen un seguimiento de 35 proteínas sanguíneas para así evaluar las respuestas de los pacientes a los tratamientos contra cánceres agresivos de cerebro y piel. Los tests sólo requieren el uso de una única gota de sangre y se completan entre 5 y 10 minutos.

Integrated Diagnostics aún no ha anunciado en qué enfermedades se centrarán sus productos. Las posibilidades incluyen enfermedades del sistema nervioso central como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, el Alzheimer, y el cáncer de cerebro. El laboratorio de Hood ha creado una base de datos de proteínas en la sangre procedentes del cerebro y que se puden utilizar para detectar estas enfermedades de forma temprana, así como para hacer un seguimiento se su progresión.

Kearny afirma que la compañía pasará los próximos tres años desarrollando sus primeros productos.

Fuente:

Technology Review

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT