Hallan un gen que aumenta en un 50% la probabilidad de que un chico tenga diabetes

Publicado 19/10/2009 10:35


La diabetes tipo I suele desencadenarse en niños y jóvenes. Gracias al descubrimiento de un gen que intervendría en su desarrollo, se cree que eventualmente será posible monitorear a los recién nacidos con antecedentes familiares para predecir si acarrean el riesgo de contraer esta enfermedad.

Además, los científicos que realizaron el estudio científico que dio con este hallazgo, consideran que el mismo podría dar un puntapié al diseño de tratamientos más efectivos a la hora de prevenir y aliviar este mal.

Usando tecnología de imágenes de ultrasonido en tres dimensiones y en tiempo real, los médicos tienen la posibilidad de guiar una aguja con anestesia hacia nervios individuales ubicados por debajo de la piel.

Al adormecer el nervio periférico impiden que la información de lo que está pasando en el lugar de la operación llegue al cerebro, evitando de esta manera que la persona experimente una fuerte sensación de dolor.

La diabetes afecta a 180 millones de personas en todo el mundo, una cantidad que crecerá a 300 millones en el 2020. La variante tipo I es autoinmune, es decir que el cuerpo mismo destruye las células beta del páncreas que son las encargadas de generar insulina.

Ante la ausencia de esta hormona, las personas deben frecuentemente inyectarse dosis extras para mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de los parámetros normales.

La forma de diabetes conocida como tipo II se diagnostica con mucha más frecuencia ya que abarca al 90% de los casos. Se desarrolla cuando la insulina deja de tener efecto sobre el cuerpo o se debe producir en grandes cantidades para poder cumplir su función. Generalmente aparece a edades más avanzadas.

Los investigadores del Hospital de Niños de Filadelfia y la Universidad de McGill, en Montreal (Canadá), confirmaron el rol de cuatros genes en la diabetes tipo I y descubrieron el papel clave que juega el KIAA0350, ubicado en el cromosoma 16.

Todavía no se conoce su función exacta pero se cree que es el más importante en la predisposición a desarrollar esta afección.

Sólo fue detectado activo en las células inmunes del cuerpo. Se sabe que hay dos variantes de este gen, una de las cuales aumenta en un 50% las probabilidades de enfermar. Como la investigación sigue en pie, los autores esperan encontrar entre 15 y 20 genes que interactúen en el marco de este mal.

La diabetes es una enfermedad crónica que, con los años, va generando distintos tipos de complicaciones. Las más comunes son la ceguera por retinopatía diabética, los daños neurológicos y los problemas de corazón y riñones.

Si el seguimiento médico es el adecuado, la vida puede seguir su transcurso normal y los síntomas se alivian o eliminan. Sin embargo, la ausencia de todo control agrava los problemas y puede llevar a la muerte.

Constantin Polychronakos, uno de los autores de la investigación, dijo a la prensa que el descubrimiento abre la puerta a nuevos tratamientos. Si conocemos el camino que siguen los genes que causan la diabetes tipo 1 subrayó podemos pensar que será posible intervenir más tempranamente con drogas o terapias celulares que prevengan el desarrollo de la enfermedad.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT