Cómo influye el cambio de hora en la salud

Publicado 15/10/2009 09:44


Con el adelantamiento de los relojes una hora, el Gobierno espera ahorrar energía. Pero la medida -que se implementará a partir de este domingo- genera rechazo por parte de cámaras empresariales ligadas al turismo y la gastronomía.

Ocurre que desde el lunes oscurecerá a las 20:30 y, de esa manera, los restaurantes -sobre todo los ubicados en zonas turísticas- se manifiestan como "perjudicados", ya que, durante el verano la gente disfruta más del sol y deja de ir a comer afuera, lo que afecta el nivel del consumo.

"Los problemas de salud surgen en los cambios de horario importante y es lo que se denomina jet lag", explicó a Infobae.com  el doctor Sebastián Sevilla, del Servicio de Clínica del Hospital Universitario Austral, aunque admitió que en los casos de personas que se levantan muy temprano para cumplir con sus responsabilidades deberían "adaptar sus hábitos para respetar las horas de descanso".

Según detalló el profesional, el ritmo circadiano "es el que marca los tiempos de estar despierto y vigilia" y remarcó que "lo que generan los cambios de hora no es un problema de salud si no que hay tiempos de reacomodamiento a los tiempos del día".

"El organismo está regulado por la luz, que actúa como un estímulo para la liberación de algunas hormonas, las cuales se activan con el despertar" , explicó Sevilla, quien resaltó: "Se trata de fotorreceptores que se activan con estímulos lumínicos ".

Por otro lado están las rutinas, esto es, "se estima que las actividades se realizan de día y se descansa a la noche", dijo el profesional, y subrayó que "el Cortisol es la hormona del estrés, que disminuye a la noche, momento en que predomina la Melatonina".

"Esos ritmos cambian cuando uno cambia de horario de manera rápida (a partir de alrededor de 4 ó 5 horas). Por cada hora se necesita una hora y media por día para adaptarse, o sea que para seis horas de diferencia se necesitarán cuatro días para acomodarse al ritmo", consideró.

Para Sevilla, "lo ideal es trabajar de día y dormir de noche", y "cuando el cambio es de una hora no es tan traumático".

El profesional aconsejó (para el día del cambio en sí) "tratar de acomodarse las cosas el día antes para respetar horas de descanso y no quedarse con los horarios viejos, por lo que lo ideal es adelantar un poco el sueño".

Si bien aseguró que "a veces cuesta adaptarse un día o dos" , destacó que "no debería haber mayores problemas".

Lo que se suma al adelantamiento horario será luego el cambio de estación, con lo que los días "naturalmente son más largos y las noches más cortas".

Para quienes madrugan para cumplir con sus obligaciones laborales o de estudio el consejo de Sevilla es "acostarse temprano y si hay luz tratar de que ambiente tenga más oscuridad".

"Se debe adaptar el lugar ya que sólo si se logra tener oscuridad los fotorreceptores dejarán de actuar; si no está expuesto a la luz no se estimulan", sugirió el profesional.

Fuente:

Infobae.com

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT