Pacientes con glaucoma sobrestiman habilidad para ponerse gotas

Publicado 07/07/2009 18:09


NUEVA YORK (Reuters Health) - Aunque más del 90 por ciento de los pacientes que usan medicamentos oculares confían en que su técnica para colocar las gotas es la correcta, menos de un tercio demostró tener la habilidad adecuada, indicó un estudio publicado en Archives of Ophthalmology.

Por David Douglas

"Un gran indicador de adherencia al tratamiento médico es la habilidad de ingerir o colocar adecuadamente un medicamento", explicó a Reuters Health el investigador Alan L. Robin.

"A menudo, los médicos no indagan ese aspecto porque piensan que no deben educar al paciente sobre cómo tomar una píldora. De todos modos, la colocación correcta de una gota en los ojos es muy distinto a tomar una píldora", añadió.

Robin apuntó que, además de ser fundamental que la gota ingrese al ojo, es muy importante evitar que salgan muchas gotas a la vez, lo que aumenta el desperdicio del producto, los gastos y el riesgo de quedarse sin dosis si el medicamento se termina antes de tiempo.

Otro punto, agregó Robin, "es la contaminación. Los pacientes suelen tocar la punta del recipiente con el ojo o los párpados. Eso podría causar infecciones oculares graves".

Para conocer cómo los pacientes aplican las gotas, el equipo de Robin, de la Johns Hopkins University, en Baltimore, estudió a 139 pacientes con glaucoma o hipertensión ocular, que se habían colocado sus propias gotas durante por lo menos seis meses.

De ellos, 129 (el 92,8 por ciento) dijo no tener problemas para colocarse las gotas en los ojos, 86 (el 61,9 por ciento) opinó que nunca dejaron caer las gotas fuera del ojo y 110 (el 79,2 por ciento) señaló que nunca había tocado el ojo con la punta del recipiente. Además, 86 participantes (el 61,9 por ciento) se lavaban las manos antes de usar las gotas.

El estudio de las videograbaciones realizadas mediante la observación directa demostró que con un recipiente de 15 mililitros, sólo el 21,9 por ciento pudo colocar una sola gota en el ojo sin tocarlo y que sólo el 30,8 por ciento logró hacerlo con un recipiente de 2,5 mililitros.

Solamente el 1,7 por ciento de los pacientes se lavó las manos antes de colocar las gotas.

El equipo halló también que los pacientes usaron en promedio 1,8 gotas por ojo con ambos recipientes.

"Este es un problema importante de salud pública en oftalmología", dijo Robin. Los pacientes ignoran este problema. No saben que el ojo no está recibiendo el medicamento necesario o por qué los recipientes no les duran lo suficiente, agregó."

"Se necesita más instrucción y observación, además de desarrollar nuevas técnicas de administración ocular de los fármacos", concluyó el autor.

FUENTE: Archives of Ophthalmology, junio del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT