Las personas pueden explorar el entorno mediante señales acústicas

Publicado 29/09/2009 09:40


Un equipo de investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) ha comprobado que el ser humano puede desarrollar la «ecolocación», una forma de explorar el entorno mediante señales acústicas que utilizan algunos animales, como murciélagos o delfines. Con este método, se puede medir la distancia de un objeto por el tiempo que transcurre entre la emisión de una onda acústica y la recepción del eco o la onda reflejada en ese objeto, algo especialmente útil para las personas ciegas.

Juan Antonio Martínez, autor principal del estudio e investigador de la Escuela Politécnica Superior de la UAH, ha explicado que «el sonido casi ideal» para conseguirlo es el «clic palatal», un chasquido que se origina «poniendo la punta de la lengua en el velo del paladar, justo detrás de los dientes, y realizando un movimiento rápido hacia atrás, aunque es frecuente hacerlo erróneamente hacia abajo».
Los «clics» palatales «tienen una forma muy similar a los sonidos que emiten los delfines, aunque estos animales tienen órganos adaptados y pueden hacer 200 «clics» por segundo y nosotros «sólo tres o cuatro», ha asegurado.

Vibraciones en la lengua

Martínez ha informado de que «están trabajando para que una persona sorda y ciega pueda utilizar en el futuro este método, porque los ecos se perciben no sólo a través del oído, sino también mediante vibraciones que llegan a la lengua y a los huesos. Para este tipo de personas en particular, y para cualquiera en general, sería una nueva forma de percibir el mundo».
Para aprender a emitir, recibir e interpretar los sonidos, los científicos pretenden que una persona sepa ejecutar e identificar sus propios sonidos (son diferentes para cada persona), y después saber utilizarlos para distinguir los objetos según sus propiedades geométricas. Para desarrollar esta capacidad no se requieren condiciones físicas especiales, según dice el investigador, ya que «con dos horas al día durante un par de semanas se puede distinguir si tienes un objeto delante, y en otras dos semanas, diferenciar los árboles de una acera».
Los animales que hacen uso de la ecolocación son los delfines, la mayoría de ballenas y los murciélagos, aunque otro pequeño número de animales comparten esta habilidad.

Fuente:

ABC.es

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT