La contaminación elevaría el riesgo de parto prematuro

Publicado 26/09/2009 09:14


NUEVA YORK -- Reuters Health -- La exposición a la contaminación del aire en la última etapa de la gestación elevaría el riesgo de parto demasiado prematuro, sugirió un nuevo estudio.

El artículo publicado en Epidemiology no prueba que la contaminación en sí dispare el trabajo de parto prematuramente, pero sí le da "un respaldo limitado" a esa teoría.

Algunos estudios previos habían asociado la exposición a la contaminación en el primero y el segundo trimestre de embarazo con un mayor riesgo de parto prematuro.

Los autores de la nueva investigación analizaron la relación entre los niveles de contaminación del aire y el riesgo de parto prematuro en más de 476.000 mujeres que habían tenido un hijo en la ciudad de Atlanta entre 1994 y el 2004.

El equipo evaluó los niveles diarios de contaminación del aire con datos de monitores en cinco condados y halló que si bien no hubo conexiones claras entre el parto prematuro y la mayoría de las sustancias contaminantes estudiadas, tres de ellas estaban asociadas con más riesgo.

La tasa diaria de partos prematuros creció una semana después del aumento de los niveles de materia particulada fina. Ese aumento se observó a 6,5 km del sitio de monitoreo de la calidad del aire.

El escape del automóvil es la fuente principal de materia particulada fina; también la producen las usinas y otras fuentes industriales. Las partículas son lo suficientemente pequeñas como para inhalarlas profundamente en los pulmones.

La evidencia más sólida fue para el dióxido de nitrógeno (NO2), que es un indicador de escape vehicular, dijo la autora principal, doctora Lyndsey A. Darrow, de la Emory University, en Atlanta.

El NO2 estuvo asociado con una mayor cantidad diaria de partos prematuros tras un aumento de su presencia en las seis semanas previas.

En teoría, dijo Darrow a Reuters Health, la exposición a la polución del aire hacia el final del embarazo podría activar una respuesta inflamatoria en el cuerpo, que, a la vez, dispararía el trabajo de parto prematuro.

La investigadora dijo que cada vez hay más evidencias de que la inflamación influya sobre el parto prematuro. Aun así, se desconoce el papel de la contaminación en los nacimientos prematuros.

"Las evidencias científicas son contradictorias en cuanto a si la contaminación del aire urbano tiene o no efectos sobre el desarrollo fetal", dijo Darrow.

La autora sugirió a las embarazadas que quieran "tomar precauciones" que traten de evitar las fuentes de contaminación, como las zonas con mucho tránsito.

FUENTE: Epidemiology, septiembre del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT