Casi el 40% de los niños de entre 8 y 10 años han degustado o probado alcohol en su casa

Publicado 24/09/2009 11:21


La introducción de alcohol en los niños se produce mucho antes de la adolescencia, y es una experiencia que ocurre en el hogar, de acuerdo con lo que afirman investigadores de la universidad de Pittsburgh, en los Estados Unidos.

"La mayor parte de la literatura científica sobre el uso del alcohol en los niños se ha centrado en el beber, no en el acto de la degustación o en el tomar apenas algunos sorbos", explica John Donovan, profesor asociado de epidemiología y psiquiatría en la mencionada institución.

"Los estudios hechos sobre la comunidad local estudios parecen mostrar que el beber en los niños (no el sorber) se correlaciona con niveles más altos de desinhibición, expectativas positivas sobre el alcohol, más uso de alcohol entre los pares y los grados escolares más bajos, al igual que lo que sucede en la adolescencia."

Donovan añadió que la mayoría de las encuestas que se les hace a adolescentes y niños sobre drogas y alcohol preguntan si esos chicos han tomado más que r acerca de haber tenido más de unos pocos tragos de alcohol.

"Este tipo de preguntas ignora esencialmente la experiencia alcohólica de quienes han ingerido solamente sorbos o han probado el alcohol, lo que puede agregar una cantidad considerable de niños."

"Yo quería determinar qué porcentaje de niños de corta edad han tenido este nivel de experiencia con el alcohol, y averigüar si las criaturas que sólo han degustado alcohol son diferentes de los que no lo han hecho."

Los investigadores reclutaron a 452 chicos (214 nenes y 238 nenas), de entre 8 y 10 años, y a sus familias en Allegheny County, Pennsylvania, Estados Unidos.

Los niños dieron información referente a sus propias degustaciones o tomada de pequeños sorbos, así como de las percepciones y el comportamiento de sus padres sobre y con el alcohol. Mientras que por otro lado, también los padres fueron entrevistados.

"Casi el 40% de los niños de entre 8 y 10 años han degustado o dado unos sorbos a un vaso con alcohol, mientras que sólo el 6% alguna vez ha tenido una copa de bebidas alcoholizadas."

"Si uno sólo preguntara sobre las bebidas, uno se queda con la impresión de que son pocos los niños de estas edades que tuvieron experiencia con el alcohol, mientras que la realidad muestra que el acercamiento a las bebidas alcohólicas es casi 7 veces más altas que lo que indican las encuestas.

Sumado a esto, los investigadores hallaron que en la mayoría de los casos el alcohol es tomado de a sorbos por los niños dentro del contexto familiar o durante los servicios religiosos, y casi nunca con los amigos o cuando están solos.

Finalmente, los chicos criados dentro de familias en las que los padres beben tienen un mayor riesgo de catar, sorber o probar bebidas alcohólicas a una edad tan joven como los 8 a 10 años.

Lo más sorprendente es que gran parte de este mayor riesgo no se debe a que los padres le hayan ofrecido ese alcohol a los niños: un tercio de la mitad de las madres y los padres cuyos hijos han tomado alcohol de a pequeños sorbos no están conscientes de ello. "

 

Un problema no solo familiar, sino social

"En resumen -comenta Robert Zucker, director del Centro de Investigación de Adicciones de la Universidad de Michigan- el encuentro temprano con el alcohol de los niños pequeños es en gran medida una experiencia oportunista, en relación con lo que ocurre en la familia, como el consumo de alcohol durante las comidas, o las celebraciones como bodas, cumpleaños, asados, barbecues, y el hecho de que los padres son los propios bebedores.

"De todos modos, las personas tienen que reconocer que los padres no son la única fuente de modelos para beber a los que están expuestos los niños", advierte Donovan.

"Están literalmente bombardeados por los comerciales de cerveza en la televisión, por el alcohol en revistas y anuncios en la radio, y por personajes en programas de televisión y hasta en la mitad de todas las películas de animación en las que se ve a la gente consumiendo alcohol. Por lo general sin ningún tipo de consecuencias negativas como peleas de bar, experiencias sexuales no deseadas o no buscadas, o accidentes de automóvil."

Los niños cuyos padres no beben, o que no beben alcohol en presencia de sus hijos, también están expuestos a estos otros modelos de uso del alcohol. De todos modos, ver a los propios padres tomando bebidas alcohólicas es un importante predictor que anticipa si esos mismos chicos han probado o bebido sorbos de cerveza, vino, whisky y otras bebidas. "

Un dato aliviador de este trabajo es que tanto Donovan como Zucker señalaron que aunque a partir de los aproximadamente los 10 años la mitad de la población ha tenido alguna experiencia personal con el alcohol, esto no parece estar asociada con tendencias a participar en actos delictivos o de mostrar otros problemas de conducta.

"En realidad advierte Zucker- nosotros no tenemos datos en estos momento de lo cuáles son los resultados de este catar alcohol o beberlo de a sorbos desde la infancia producirá en los chicos. Sólo cuando este estudio, y otros como él, siga haga un seguimiento médico de estos niños durante su adolescencia es que podremos tener el panorama completo de cuáles son las consecuencias a largo plazo de estas primeras experiencias alcohólicas.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT