Tomar leche en el desayuno daría menos hambre en el almuerzo

Publicado 05/07/2009 21:18


NUEVA YORK (Reuters Health) - Beber un vaso de leche descremada en lugar de jugo de fruta durante el desayuno ayudaría a las personas a sentirse más llenas hasta llegar al almuerzo, sugirió un pequeño estudio.

Por Amy Norton

Investigadores australianos hicieron que 34 adultos con sobrepeso tomaran leche descremada o jugo en el desayuno y hallaron que los participantes generalmente se sentían más satisfechos y consumían menos calorías en el almuerzo el día que bebían leche.

Los motivos de este resultado aún no están totalmente claros. Sin embargo, una posibilidad es que las proteínas de la leche sean más efectivas para satisfacer el apetito de las personas que los azúcares del jugo de fruta, informaron los investigadores en American Journal of Clinical Nutrition.

Habitualmente, las personas evitan los productos lácteos cuando están tratando de reducir calorías y perder peso, indicó la doctora Emma R. Dove, de la University of Western Australia en Perth.

Sin embargo, la experta dijo a Reuters Health que el "mensaje central" de este estudio es que los lácteos reducidos en grasa, como la leche descremada, ayudarían a mantener el apetito de una persona bajo control cuando se usan en lugar de un producto más azucarado con cantidad similar de calorías.

Para su estudio, Dove y sus colegas evaluaron a 34 hombres y mujeres con sobrepeso durante dos días distintos, con una semana de distancia. Un día los participantes consumieron en el desayuno una tostada con mermelada y un vaso de leche; el otro, una tostada con jugo de fruta.

En ambos casos, las personas luego recibieron el almuerzo, cuando se les pidió que comieran hasta sentirse llenos. También se analizó su hambre antes del desayuno, en varios momentos de la mañana y después de almorzar.

En general, la investigación reveló que las personas solían sentirse más satisfechas después de consumir leche en el desayuno. Además, comían un 8,5 por ciento menos de calorías en el almuerzo luego de ingerir el lácteo a la mañana.

Las calorías consumidas en el almuerzo eran mayores entre los participantes que habían bebido jugo de fruta que en los tomadores de leche.

Algunos estudios previos sugirieron que las proteínas en general satisfacen más y actúan como supresores más fuertes del apetito que los carbohidratos.

Es posible que haya algo particular en las proteínas de la leche que ayude a controlar el apetito, dijo Dove, aunque el estudio no se concentró en ese aspecto.

La compañía neozelandesa Fonterra Brands Pty Ltd., fabricante de productos lácteos, financió la investigación.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, julio del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT