La costumbre de comprar anteojos sin ver a un oftalmólogo agrava los riesgos

Publicado 21/09/2009 09:52


El glaucoma puede afectar a personas de todas las edades, desde bebés hasta adultos mayores. Sin embargo, tiene más incidencia en aquellas personas mayores de 40 años, aproximadamente al 2%.

El glaucoma es el nombre que recibe un grupo de trastornos oculares, en los que se observa la lesión del nervio óptico, que es la parte del ojo que transmite la información visual del ojo al cerebro, explica el doctor Fernando Martín Cataldi, especialista del cuerpo médico de la Clínica de Ojos Dr. Nano, ubicada en Buenos Aires, Argentina.

En la parte anterior del ojo sano, hay un líquido transparente llamado el fluido intraocular o humor acuoso. Este fluido fabricado por el cuerpo ciliar provee de oxígeno y nutrientes al cristalino y a la cornea. El humor acuoso sale del ojo por medio de la pupila para luego ser absorbido hacia el torrente sanguíneo. Este sistema de drenaje, es un proceso constante y activo necesario para el buen funcionamiento del ojo.

En la mayoría de los tipos de glaucoma, el sistema de drenaje del ojo se tapa y el fluido intraocular -humor acuoso- no puede drenar. La acumulación resultante provoca aumento de presión en el interior del ojo dañando el nervio óptico con la pérdida consiguiente de campo visual.

Por lo general, el glaucoma crónico o de ángulo abierto (la forma más común) no presenta síntomas molestos o dolorosos en su comienzo. Usualmente las personas no advierten que padecen glaucoma hasta que el daño del nervio óptico es avanzado y sus consecuencias, perceptibles.

"Los enfermos suelen tener los primeros síntomas cuando ya han perdido más del 80% del campo visual", asegura Cataldi.

De acuerdo con los expertos, es posible que la persona que sufre de glaucoma vea perfectamente, pueda leer o manejar sin problemas, mientras el glaucoma va progresando. Una situación que se agrava con la nueva moda de que las personas compren anteojos para ver de cerca, sin hacer antes ninguna consulta oftalmológica.

"En otros tipos menos frecuentes de glaucoma en nuestra población, como el glaucoma de ángulo cerrado o glaucoma agudo, los síntomas pueden ser los siguientes: visión borrosa, dolor del globo ocular, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, aparición de halos de color alrededor de las luces brillantes y pérdida repentina de la visión", describe Cataldi.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT