Fumar embarazada aumenta el riesgo de dar a luz bebés prematuros, de bajo peso o con serios problemas de salud

Publicado 19/09/2009 09:21


Las mujeres embarazadas que sufren de la condición de alto riesgo de la preeclampsia - que se traduce en la muerte de cientos de niños todos los años - están poniendo la vida de sus hijos aún no nacidos en riesgo significativamente mayor si continúan fumando durante el embarazo.

Sin embargo, expertos de la Universidad de Nottingham (Gran Bretaña) han demostrado también que si las mujeres que dejen de fumar antes o incluso durante el embarazo pueden reducir de forma significativa estos riesgos.

Fiona Broughton Pipkin, profesor de Fisiología Perinatal del Departamento de Obstetricia y Ginecología en la School of Human Development (Escuela de Desarrollo Humano), explica que: "La preeclampsia y la eclampsia son la segunda causa más frecuente de muerte en el embarazo en este país y causa alrededor de 70.000 muertes en todo el mundo entre las mujeres embarazadas cada año.

También los bebés mueren y nacen prematuramente. Pero las muertes no son más que la punta del iceberg del problema, porque, además de esos casos extremos, los bebés pueden tener daños de corto plazo, como problemas respiratorios, daños cerebrales a largo plazo y enfermedades cardiovasculares.

Pipkin dirigió un estudio multicéntrico sobre 1.001 mujeres blancas de Europa occidental con preclampsia moderada a grave, y también hizo un seguimiento de sus bebés.

Y halló que las fumadores de este grupo tienen más probabilidades de tener hijos prematuros (nacidos antes de las 34 semanas), de que los neonatos tengan muy bajo peso al nacer, o con problemas típicos heredados de las madres fumadoras. Las fumadoras, además, son cinco veces más propensas a desarrollar eclampsia.

Cuadro de incidencia

De las 1.001 mujeres que participaron en el estudio hecho en Nottingham:

El 34,8% de las futuras madres que eran fumadoras tuvieron a sus hijos prematuramente, en comparación con el 26,8% de las ex fumadoras y del 21,3% de las no fumadoras.

El 46,1% que había comenzado a fumar recientemente dio a luz bebés de bajo peso, en comparación con el 37,5% de las ex fumadoras y del 27,9% o de las no fumadoras.

El 65,6% de las fumadores tuvieron bebés con problemas de salud, contra el 60% de las ex fumadoras y el 50,4% de las no fumadoras.

Ante este panorama, Pipkin no tiene dudas: "Creo firmemente que se debe alentar a las mujeres embarazadas a que dejen de fumar lo más activamente posible, y este paper científico explica y dá más razones aún de las que ya se conocían".

El hábito de fumar durante el embarazo es reconocido como un importante problema de salud pública. Alrededor del 30% de las mujeres embarazadas fuman, y los investigadores dicen que pueden causar importantes problemas de salud en el feto.

Esta costumbre es responsable de aproximadamente 4.000 muertes fetales (incluidos los abortos involuntarios) todos los años y puede dar lugar a nacimientos prematuros, a bajo peso al nacer, a muerte súbita del bebé y a que el mismo padezca asma. También se asocia con déficit de atención y problemas de aprendizaje en la infancia. 

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT