Luz láser y luz, las propuestas para dejar de luchar en vano contra los granos de la piel

Publicado 18/09/2009 09:03


El acné se presenta con mayor frecuencia en los adolescentes, pero puede ocurrir a toda edad. Tres de cada cuatro adolescentes presentan acné hasta cierto grado, causado probablemente por cambios hormonales que estimulan las glándulas sebáceas de la piel (productoras de grasa).

Pero, y tal como lo muestra una investigación publicada en el Journal of the American Academy of Dermatology , el 54% de las mujeres y el 40% de los varones de entre 25 y 44 años tienen acné, en mayor o meno grado.

Todo esto, además de tristezas, problemas de autoestima y hasta discriminación, hace que al menos los estadounidenses gasten más de 1.200 millones de dólares cada año en tratamientos contra el acné, buscando sobre todo frenar las erupciones masivas.

Es entonces cuando, al problema del trastorno, a veces se suma el del tratamiento: el uso excesivo y a largo plazo de antibióticos, los potencialmente graves efectos secundarios y las restricciones gubernamentales sobre el uso de isotretinoína.

Y es lo que ha abierto las puertas al uso de nuevas opciones terapéuticas, como el láser y la luz, que tienen efectos colaterales más limitados y que también actúan contra la bacteria causante del acné.

Durante la última Reunión Anual de la Academia Americana de Dermatología, la dermatóloga Jenny Kim (de la Escuela David Geffen de Medicina de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA)) analizó los últimos enfoques para el tratamiento del acné, de las cicatrices y de la rosácea, tanto con láser como con terapias de luz.

Estas nuevas terapias pueden incluir tanto tratamientos individuales como incluir una combinación de varios de ellos, e incluyendo también el uso de rellenos.

Los estudios también muestran que la luz láser permite destruir y disminuir las glándulas sebáceas en las que vive dicha bacteria. Al alterar la estructura de la piel donde se alojan los microorganismos infecciosos, la piel produce menos gratitud y entonces es cuando mejoran los síntomas.

Algunas de las terapias de láser y luz que se han utilizado con seguridad y eficacia para el tratamiento del acné: láseres pulsados de tipo dye, luz pulsada intensa, luz azul y luz roja.

Además, estudios recientes han demostrado que la terapia fotodinámica (TFD) con un fotosensibilizador (producto químico aplicado sobre la piel para hacerla más reactiva a la luz), como el ácido 5-aminolevulínico o la indocianina verde, junto con láseres y fuentes de luz pueden mejorar los resultados obtenidos en la piel.

Cicatrices... ¿qué hacer?

Antes de la reciente introducción de las fuentes de luz y láser, los tratamientos más usados para las cicatrices del acné eran los invasivos, como la dermabrasión y el láser de dióxido de carbono (CO2). Pero tenían fuertes efectos secundarios, como la aparición de zonas oscuras o enrojecidas inflamadas en la piel, enrojecimiento e inclusive empeoramiento de las cicatrices.

Aunque estas terapias siempre con un mínimo de los pacientes mejora, muchos experimentan efectos secundarios importantes, incluyendo post-inflamatorias o aligerar oscurecimiento de la piel, enrojecimiento e incluso empeoramiento de las cicatrices.

En reemplazo, Kim confía más en una nueva técnica conocida como fototermólisis fraccional, consistente en que varios rayos láser produzcan pequeñas lesiones en la piel que, a su vez, contribuyen a repararla mediante la creación de nuevo colágeno durante el proceso de cicatrización.

Este tratamiento es más suave que los procedimientos invasivos, no genera heridas visibles y exige un tiempo mínimo de inactividad.

Aunque los dermatólogos empiezan muchas a veces a luchar contra la rosácea mediante la toma de ciertos fármacos, muchas personas se preocupan cada vez más por la toma de esos medicamentos a largo plazo.

Es por eso que, también en el caso de este trastorno (que es, básicamente, una inflamación crónica de la piel de las zonas centrales de la cara en forma de un enrojecimiento) se está empezando a recurrir a terapias con láser y luz que, en general, no causan efectos secundarios sistémicos.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT