Gripe A: Muchos trabajadores de la salud no se aplicarían la vacuna H1N1

Publicado 29/08/2009 11:12


NUEVA YORK -- Reuters Health -- Aunque los ensayos no generaron "banderas rojas" sobre la seguridad de las potenciales vacunas contra la influenza pandémica, encuestas y grupos focales demuestran que los trabajadores de la salud e integrantes la población no se aplicarían la vacuna.

En BMJ, el equipo del doctor Paul K. S. Chan, de la Universidad China de Hong Kong, escribió que "en casi todos los países con un plan de emergencia (para una pandemia), los trabajadores de la salud son el grupo con prioridad en la vacunación masiva".

En mayo, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) aumentó el nivel de alerta a la fase 5, lo que quería decir que la pandemia era inminente, los autores distribuyeron 810 cuestionarios a empleados de hospitales públicos, principalmente a médicos y enfermeras en Hong Kong.

Luego, el nivel pasó a la fase 6, de pandemia.

Menos de la mitad (el 48 por ciento) de los 389 profesionales que devolvieron el cuestionario dijo que aceptaría la vacunación prepandémica contra el virus H1N1.

El motivo más común fueron los potenciales efectos adversos, seguido de dudas sobre la efectividad de la vacuna y la certeza de que "aún no era el momento adecuado para vacunarse".

"Eso es algo especialmente sorprendente en una ciudad donde el brote de SARS tuvo tanto impacto", destacó el equipo.

Aquellos que se habían aplicado la vacuna contra la gripe estacional eran más propensos a aceptar recibir la nueva inmunización, actualmente en proceso de desarrollo y evaluación y cuya aplicación estaría disponible a partir de octubre.

En un editorial sobre el estudio, los doctores Rachel Jordan, de la University of Birmingham, y Andrew Hayward, del University College de Londres, indicaron que para aumentar el uso de la vacuna, "lo más indicado sería el uso de sistemas de telefonía celular".

Eso permitiría un seguimiento y retroalimentación y conocer por qué los trabajadores de la salud rechazan recibir la vacuna.

En tanto, en un artículo publicado en la edición en internet de Emerging Health Threats Journal, muy pocos participantes de 85 grupos focales estudiados en British Columbia dijeron que aceptarían la inmunización en el caso de una pandemia. Muy pocas personas dijeron que ellas o sus hijos se vacunarían.

A muchos participantes les preocupaba el riesgo de infección versus los riesgos por el uso de vacunas recién desarrolladas, escribieron las doctoras Natalie Henrich, de la University of British Columbia, y Bev J. Holmes, de Simon Fraser University, en Vancouver.

"Los participantes dudaban de las nuevas vacunas (debido a) la preocupación de que se apurara a ingresar al mercado productos no seguros por la crisis de salud", dijeron las autoras.

Los grupos focales se realizaron antes de la actual pandemia de H1N1, en el 2006 y en el 2007.

En cambio, muchas personas creían que podrían autoprotegerse a través de sus conductas, como lavarse las manos con frecuencia, evitar los sitios muy concurridos y el contacto con personas enfermas, y alimentarse bien para mantener en buen estado al sistema inmunológico.

FUENTES: BMJ, 25 de agosto del 2009; Emerging Health Threats Journal, del 2009

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT