Cualquier propagación de cáncer de mama eleva riesgo de retorno

Publicado 13/08/2009 09:48


Los pacientes con cáncer de mama y que muestran la menor propagación de la enfermedad a un ganglio linfático tienen un riesgo mucho mayor de que el mal recurra años después y pueden necesitar más tratamiento que una simple cirugía, indicó una investigación nueva.

Durante años, los médicos y sus pacientes han tenido la dificultad de saber qué hacer si se hay un tumor microscópico o células cancerígenas aisladas en un ganglio linfático. Normalmente, los médicos se inclinan por recetar medicamentos que bloquean el estrógeno, ordenan quimioterapia _o ambos tratamientos_ a aquellas mujeres con tumores microscópicos. Para el caso de las mujeres con células cancerosas aisladas, los médicos normalmente no les ordenan ningún tratamiento, porque se pensaba que representaban poca preocupación.

El estudio nuevo pone en entredicho ese concepto, pues insinúa que cualquier tipo de metástasis _la propagación de un foco canceroso hacia un órgano distinto del cual se inició_ aumenta en un 50% el riesgo de que una mujer tenga cáncer de nuevo, sea de mama o en cualquier otra parte del cuerpo durante los siguientes cinco años.

"Esta investigación se enfocó en un área que estaba muy gris y creo que la hizo ver como negra y blanca", dijo la doctora Linda Vahdat, directora de investigación de cáncer de mama en la Universidad Weill Cornell de Medicina y asistente para el cibersitio para pacientes con cáncer de mama de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO).

"Creo que influirá en el tratamiento", agregó la especialista en referencia al estudio. "Si estamos evaluando darle tratamiento al paciente o no, probablemente sí debemos dárselo".

Esta investigación "insinúa por primera vez que las células aisladas de un tumor o 'micrometástasis' tienen una importancia biológica", afirmó el doctor Daniel Hayes, director de tratamiento de cáncer de mama en la Universidad de Michigan.

Vahdat y Hayes no participaron en el estudio, realizado por investigadores en Holanda. Los resultados estaban por ser publicados el jueves en la revista New England Journal of Medicine.

El estudio es empírico, pues se basó en las observaciones hechas a un número grande de mujeres, en lugar de asignar a algunas a un tratamiento específico para compararlas con un grupo que no recibiera ese tratamiento. Además, el estudio se realizó en momentos en que el tratamiento era menos agresivo y en un país donde los médicos estaban enfrentando el cáncer de mama de manera menos agresiva que en Estados Unidos.

En el país norteamericano, los doctores ordenan a muchas mujeres en la fase temprana de cáncer de mama que tomen bloqueadores de hormona.

"La gran pregunta es si estas pacientes también deben someterse a quimioterapia", dijo Hayes.

Sin embargo, no todas las mujeres se ven beneficiadas por la quimioterapia, incluso si su riesgo de reincidencia es alto, dijo el doctor Eric Winer, jefe de cáncer de mama en el Centro Oncológico Dana-Farber en Boston.

"Los pacientes están buscando tratamientos más específicos" y personalizados, no necesariamente recibir más tratamiento o menos, agregó.

El estudio holandés fue practicado a más de 2.700 mujeres con cáncer temprano, de bajo riesgo: tumores pequeños que no parecían agresivos. Todas fueron sometidas a operaciones para retirarles sus tumores de mama. Se les retiraron todos sus ganglios linfáticos en la zona debajo del hombro o bien algunos importantes llamados nódulos "centinela", los que se analizaron en busca de señales de cáncer.

Fuente:

Yahoo! Salud

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT