Los estilos de vida y el lugar en que vivimos afectan a la expresión de nuestros genes

Publicado 10/08/2009 09:37


Nada menos que el 30% de los genes contenidos en los glóbulos blancos se ven afectados por la presión ambiental. Es lo que aseguran genetistas estadounidenses que, estudiando a marroquíes de la etnia bereber residentes en distintos lugares (ciudad, campo y montaña) y con estructuras genéticas similares, hallaron grandes diferencias en sus expresiones génicas, en función del lugar en que habitaban.

los estilos de vida y el lugar en que vivimos afectan a la expresión de nuestros genes, determinando el funcionamiento del organismo, y con una intensidad que los científicos no esperaban.

La expresión genética o génica es la transformación de la información codificada en el ADN en las proteínas necesarias para el desarrollo y funcionamiento del organismo. No todos los genes se expresan al mismo tiempo ni en todas las células del cuerpo, sino que dependen para su expresión de sus funciones y, al parecer en mayor proporción de lo que se pensaba, también de la presión ambiental.

En este contexto, los estilos de vida y la localización geográfica juegan un papel fundamental en la activación o desactivación de ciertos genes, de acuerdo con los genetistas Youssef Idaghdour y Greg Gibson, de la North Carolina State University (Estados Unidos).

Ambos científicos analizaron la expresión génica de los glóbulos blancos o leucocitos de la sangre de marroquíes bereberes o Imazigen, una etnia que desciende de los pueblos autóctonos del norte de África, y que hoy día forma la masa de la población de Libia, Túnez, Argelia y Marruecos.

Los bereberes estudiados por los genetistas estadounidenses tienen estilos de vida distintos: bereberes nómadas del desierto, agricultores de montaña y residentes en ciudades costeras.

Fue así como los investigadores pudieron comprobar que hasta un tercio de los genes se expresan de manera distinta dependiendo de donde viva cada grupo bereber.

Los análisis genéticos posteriores sugieren que aspectos específicos de la función inmune se encuentran fuertemente afectados por factores regionales -afirman-. Y podrían influir en la susceptibilidad a enfermedades respiratorias e inflamatorias.

De hecho, el estudio dejó al descubierto que los genes relacionados con la respiración son activados más frecuentemente en la población urbana, a diferencia de lo que ocurre con la población nómada o agricultora.

El por qué de esta diferencia radicaría en que los habitantes de las ciudades soportan mayores niveles de contaminación del aire y a menudo padecen males como asma o bronquitis. Por tanto, resulta lógico que ciertos genes vinculados a la respiración se activen más en los habitantes de las ciudades que en el resto del grupo escogido para el estudio.

El mismo gen puede estar expresado en la ciudad pero no en un entorno rural -explica Idaghdour-. Por tanto, habría que tener siempre en cuenta el medio cuando se analicen las relaciones entre genes y enfermedades."

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT