La mitad de las argentinas mayores de 65 años podría sufrir una fractura osteoporótica

Publicado 04/08/2009 09:46


"A medida que pasan los años y la densidad disminuye, el riesgo es mayor. Pero no hay que pensar sólo en cuestiones fisiológicas sino también en aquello que no se está haciendo, dado que, por ejemplo, el 74 % de las mujeres que presentan mayores posibilidades de sufrir una fractura no realiza ningún tratamiento específico", afirma la doctora Beatriz Oliveri, directora asociada del Centro de Osteopatías Médicas Dr. Mautalen, en el cual se realizan densitometrías gratuitas, y presidente de la Asociación Argentina de Osteología y Metabolismo Mineral (AAOMM).

Esto implica dos cuestiones. Por un lado, la no adhesión a hábitos de vida saludables que incluyen la adecuada alimentación y la realización de actividad física.

Por otro lado, el retraso en la consulta, una vez que se presenta la osteoporosis en sus primeros estadíos -cuando recibe el nombre de osteopenia-, especialmente después de la menopausia, cuando disminuye la protección hormonal y sobre todo en aquellas mujeres que presentan antecedentes familiares.

Qué es la osteoporosis y a qué hay que prestarle atención

La osteoporosis es una patología que afecta al esqueleto de una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres comprometiendo la salud de los huesos, que están conformados por tejido vivo, y que mediante un proceso de "remodelación ósea" se renueva constantemente.

Si bien el 80 % de la estructura ósea se conforma como consecuencia de la herencia genética, el 20 % restante necesita de la "ayuda" de cada uno. En ese sentido es fundamental evitar el cigarrillo y el alcohol y alimentarse adecuadamente favoreciendo la ingesta de vitaminas y calcio a través de leche, yogurt y queso, entre otros.

También es fundamental realizar actividad física y controlarse adecuadamente recurriendo a un especialista quien podrá recomendar -cuando lo crea necesario-, la realización de una densitometría para evaluar la fuerza del hueso, ya que en caso de que ésta se encuentre disminuida, las posibilidades de sufrir una fractura en las muñecas, la columna, la cadera, los brazos y la pelvis.

Es interesante destacar que en la Argentina, en época invernal, nueve de cada diez adultos mayores de 65 años presentan niveles inadecuados de vitamina D, los cuales se asocian con disminución de la densidad ósea, mayor número de caídas y de fracturas osteoporóticas.

Esto es importante porque luego de una fractura de estas características -que muchas veces son asintomáticas- existe un riesgo aumentado de que se repitan.

"Lo negativo de las fracturas no es sólo su carácter asintomático o la posibilidad de recurrencia, sino también la morbi-mortalidad, porque se calcula que el riesgo de fallecimiento post fractura de cadera (muy frecuentes sobre todo después de los 70 años) es del 20 %; pero además debemos tener en cuenta que el 10 % de las mujeres se vuelven muy dependientes luego del quiebre de uno de sus huesos, que el 19 requiere cuidados domiciliarios y que menos del 50 % retoman sus actividades habituales" refirió la doctora Alicia Bagur, jefa de la sección Osteopatías Médicas del Hospital de Clínicas José de San Martín.

Fuente:

Neomundo

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT