A mayor educación, menor riesgo de ataque cardíaco

Publicado 29/12/2009 12:11


Lo reveló un reciente estudio, según el cual la instrucción de una persona influye más que el nivel socioeconómico en la posibilidad de padecer un infarto.

Más educación reduciría el riesgo de infarto, tanto en los países ricos como en las naciones pobres.

Varios estudios en países occidentales habían identificado una relación entre un mejor nivel socioeconómico y un menor riesgo de enfermedad coronaria. Pero dado que las investigaciones usan distintos criterios para medir el nivel socioeconómico (la educación, el trabajo o el ingreso), se desconoce si todos esos factores son igualmente importantes.

Además, poco se sabe sobre cómo el nivel socioeconómico afecta el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca en los países en desarrollo. Para el estudio, publicado en la revista Heart, los autores analizaron datos de más de 12.000 casos de infarto y 14.000 personas sanas, de 52 países y con la misma edad.

En todos los países, la educación, pero no el ingreso familiar, las propiedades o el trabajo, estaba muy asociada con el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Esa relación fue más sólida en los países más ricos, pero también evidente en aquellos de medianos y bajos ingresos. "La fortaleza de esa relación se debe quizás a una mayor información sobre las causas de la enfermedad cardíaca y cómo evitarlas", dijo a Reuters Health la doctora Annika Rosengren, del Hospital Universitario de Sahlgrenska, en Suecia.

De hecho, el estudio reveló que la obesidad abdominal y los malos hábitos de vida, como más sedentarismo y tabaquismo y menos consumo de frutas y verduras, podían explicar casi la mitad del riesgo asociado con el bajo nivel educativo.

Conocer esos factores de riesgo "es un primer paso hacia lecciones más saludables", indicó la autora. Aun así, y tras considerar el estilo de vida, el ingreso, la edad y otros factores, el equipo halló que las personas con bajos niveles educativos (ocho años o menos de escuela) eran un 31% más propensas a tener un infarto que las que habían aprobado el secundario.

La falta de educación estuvo asociada con un 61% más riesgo de ataque cardíaco en los países ricos y con un 25% en los países de medianos y bajos ingresos.

Para el equipo, esto sugiere que el desarrollo económico y el aumento de los ingresos en el país ampliarían la brecha asociada con el infarto entre aquellos más y menos educados.

Aunque se necesitan más estudios, por ahora, el equipo opina que los resultados sugieren que extender el alcance de la educación en los países en desarrollo contrarrestaría el crecimiento de la enfermedad cardíaca.

"Los resultados sugieren que mejorar el nivel educativo de la población podría prevenir en parte la creciente epidemia (de enfermedad coronaria) en los países en desarrollo porque mejoraría el estilo de vida", escribieron los autores.

Fuente: Infobae

Otros Artículos

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones y la Política de Privacidad de TandilSalud.com.ar
© Copyrights ©2014: Helius Information Technology - Todos los derechos reservados. Protección de datos personales.


Desarrollado por Helius IT